La elección de esta foto no es baladi, simboliza el poder del sistema sanitario sobre la libertad del individuo (ver "Alguien voló sobre el nido del cuco")

La elección de esta foto no es baladí, simboliza el poder del sistema sanitario sobre la libertad del individuo (ver

Acabo de leer una noticia que me ha puesto mal cuerpo esta mañana, de todas formas Holanda siempre sobrepasa mi capacidad de sorpresa, todavía me acuerdo de la iniciativa de crear un partido de pederastas… ¡y se quedan tan anchos!…

 

Una diputada propone que el Estado pueda impedir a una mujer ser madre

PD).-Las mujeres que el Estado considere inadecuadas para ser madres podrían ser sometidas a una anticoncepción forzosa durante dos años, según un proyecto de ley promovido por los socialdemócratas del Partij van de Arbeid. Si a pesar de todo la mujer se queda embarazada, el Estado podría incluso quitarle a su bebé nada más nacer. La noticia la publica The Guardian y de ella se hace eco el blog Contando estrellas a partir del avezado ojo del blog Radikales Libres. La socialista Marjo Van Dijken, autora de esta norma propia de nazis que ya ha sido propuesta al Parlamento holandés, asegura que la propuesta de ley “se dirige a la gente que ha sido objeto de acción judicial por ser malos padres”. Pretende así forzar a las madres que no se consideren idóneas a tomar anticonceptivos durante dos años o quitarles a sus bebés en el momento del nacimiento.

Sin embargo, la realidad holandesa deja en evidencia que esta norma podrá ser utilizada por cualquier funcionario del Estado para dictar la prohibición de ser madre de forma arbitraria. Basta con observar las brutales consecuencias que ha tenido allí la legalización de la eutanasia para darse cuenta del desamparo que provocan estas leyes que atentan contra la dignidad y los derechos humanos, informa la web de Hazte Oír.

Paradójicamente, mientras los socialistas holandeses promueven una norma que convertirá la maternidad en una mera concesión del Estado, en los Países Bajos se puede matar a un ser humano en edad prenatal sin ninguna restricción. Bebés nascituros de muchos meses y totalmente viables son matados y despedazados en aras de una legislación que, por ejemplo, permite abortar por el mero hecho de que el bebé que se espera sea una niña.

 

Anuncios