putin

La verdad es que Putin no es santo de mi devoción, no se trata precisamente de un humanista cristiano pero, de ser cierto lo que he leído, me pongo de su parte… os lo transcribo:

Cuando los saudíes pidieron permiso a Rusia para construir una mezquita en Moscú seguramente no se esperaban la respuestas de los rusos.

“No hay problema… mientras nos dejéis construir una iglesia ortodoxa en Riyahd”

y es que Arabia Saudí que ha ayudado a la construcción de numerosas mezquitas a lo largo del mundo es uno de los países más radicales con la religión donde puedes acabar en la cárcel por “convertir” a un musulmán a otra religión. No me parece mal la propuesta y es que los occidentales deberíamos aprender a quitarnos los complejos post-colonialistas dejando de autofustigarnos. Bien por la interculturalidad, mal por la ingenua estupidez de los que tiran piedras a su propio tejado. ¿No os parece?

Anuncios