edward-c-green1

Menos mal que lo ha dicho un científico liberal, si lo dice un obispo o el Papa los corremos a gorrazos. Supongo que para una persona en la treintena es obvio que el condón no es la solución. Pero si a un chaval de 13 años le das un paquete de 10 condones en la puerta del colegio es muy fácil que acabe pensando que es el único gilipollas que no lo ha “catao” y que todos los muchachos de su edad están dale que te pego noche y día. Por lo tanto hará todos los esfuerzos para tener experiencias, cuanto antes mejor. Y si metemos en un cóctel unas generosas proporciones de: chicas y chicos, inmadurez, hormonas, alcohol, drogas, condones y promiscuidad el resultado no puede ser otro que embarazos no deseados y enfermedades sexuales. Y por lo tanto abortos y según en qué país muertes por SIDA. Eso es así y punto, y no nos hagamos masturbaciones mentales.

Edward C. Green, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la Escuela de Salud Pública de Harvard

Soy un liberal en temas sociales y para mí es difícil admitirlo, pero el Papa realmente tiene razón. Las pruebas que tenemos demuestran que en África los preservativos no funcionan como método para reducir la tasa de infección por VIH.

Lo que en realidad encontramos es una relación entre un uso continuado de preservativos y una mayor tasa de infección. No conocemos todas las causas de este fenómeno, pero en parte se debe a lo que llamamos compensación del riesgo. Significa que quien usa preservativos está convencido de que son más eficaces de lo que realmente son, y termina por admitir mayores riesgos sexuales. Hace algunos años se comenzó a notar en África que los países con mayor disponibilidad de preservativos y mayores tasas de utilización de los mismos, tenían también las tasas más altas de infección por VIH. Esto no prueba una relación causal, pero habría debido llevar a valorar más críticamente los programas relativos al uso preservativos”.

Para contrastar con este dato, estaban los de “al menos 8 o 9 países africanos donde el VIH está en declive” y donde, según Edward C. Green, “en todos los casos, la proporción de hombres y mujeres que declaraban tener muchos compañeros de relaciones sexuales había disminuido desde algunos años antes de que se registrara el descenso de infección por VIH“, y ello a pesar de que los programas de prevención seguían centrados en los preservativos: “Este amplio cambio en el comportamiento, por tanto, se produjo a pesar de los programas, que pusieron en énfasis en elementos que, al menos para África, eran erróneos“.

Green va más allá:

También me di cuenta de que el Papa dijo que la monogamia era la mejor respuesta al Sida en África. Nuestras investigaciones muestran que la reducción del número de parejas sexuales es el más importante cambio de comportamiento asociado a la reducción de las tasas de contagio del Sida”.

Sin embargo – argumentaba a finales de 2007 en una conferencia en Sudáfrica – los programas patrocinados por los más importantes donantes no han promovido la monogamia, ni siquiera la reducción de diferentes parejas. Es difícil entender por qué. Imagínense que se pusieran sobre la mesa 15 millones de dólares para luchar contra el cáncer de pulmón. Sin duda tendríamos que estudiar el comportamiento de los fumadores: consejos para dejar de fumar, o al menos reducir los cigarrillos al día“.

Anuncios