Es un tema que por viejo y manido no deja de doler a quienes comprendemos la Santa Misa como el acontecimiento más importante para la vida del cristiano. La retahíla consiste más o menos en afirmar que los que van a Misa son los peores, que la Misa es un rollo, que se trata de un mero acto social de viejos y viejas, etc… ¿Cuántas veces hemos oído cosas como esta? y lo peor es que ese mensaje parece ir calando pues yo me encuentro a mucha gente que va abandonando la asistencia a Misa y dicen cosas como “yo hablo directamente con Dios”, “me confieso con Dios”, “lo que hay que hacer es ser bueno y no darse tantos golpes de pecho”… Nos va entrando por los poros ese relativismo moral que disuelve poco a poco la clara y diáfana doctrina cristiana y que acaba convertida en nuestras mentes en cuatro frases hechas que valen para justificar toda nuestra flojedad. Os paso un enlace, os aseguro que si leéis sin prejuicios este texto vuestra próxima Misa la váis a vivir de una forma muy distinta.

http://www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=5&intId=7

Recibid un afectuoso saludo de Juanjo Romero.

Anuncios