SOBRE LA MISA…

Es un tema que por viejo y manido no deja de doler a quienes comprendemos la Santa Misa como el acontecimiento más importante para la vida del cristiano. La retahíla consiste más o menos en afirmar que los que van a Misa son los peores, que la Misa es un rollo, que se trata de un mero acto social de viejos y viejas, etc… ¿Cuántas veces hemos oído cosas como esta? y lo peor es que ese mensaje parece ir calando pues yo me encuentro a mucha gente que va abandonando la asistencia a Misa y dicen cosas como «yo hablo directamente con Dios», «me confieso con Dios», «lo que hay que hacer es ser bueno y no darse tantos golpes de pecho»… Nos va entrando por los poros ese relativismo moral que disuelve poco a poco la clara y diáfana doctrina cristiana y que acaba convertida en nuestras mentes en cuatro frases hechas que valen para justificar toda nuestra flojedad. Os paso un enlace, os aseguro que si leéis sin prejuicios este texto vuestra próxima Misa la váis a vivir de una forma muy distinta.

http://www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=5&intId=7

Recibid un afectuoso saludo de Juanjo Romero.

Anuncio publicitario

Un comentario en “SOBRE LA MISA…

  1. ¡Hola!
    Lo primero, pedir disculpas por no haber mostrado interés en tus mensajes. En realidad es que últimamente he estado muy ocupada y no he tocado el ordenador para nada. Aún no he podido leer lo que me mandaste sobre la misa y que intuyo será lo mismo que has puesto aquí, pero te prometo que en cuanto pueda lo leeré con todo mi interés.
    Debo decir que me he dado por aludida con esta entrada tuya y me alegra saber que soy capaz de despertar algo de interés. 😀
    Es cierto que cada vez son menos y menos los jóvenes que acuden a la cita dominical con el Señor y que cada vez más la misa no deja de ser, como comentas, un acto social entre viejos y viejas (sobre todo viejas).
    Es indiscutible que deberíamos fijarnos sólo en la multiplicidad de símbolos y significados para vivir plenamente la celebración, pero también es cierto que es muy difícil no desconectar de la homilía cuando el cura oficiante se va «por los cerros de úbeda» o habla de manera que parece estar haciendo un ataque personal.
    En fin no me alargo más (aunque no haya dicho mucho a pesar de la largura)
    Un saludo,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s