MILES DE PERSONAS REGRESAN A LA IGLESIA CATÓLICA GRACIAS A UNA CAMPAÑA…

Tom Peterson impulsor de la campaña…“Si estás alejado de la Iglesia católica, te invitamos a que nos visites nuevamente; visita tu parroquia o catolicosregresen.org hoy mismo”. Éste es el mensaje que han escuchado más de 20 millones de estadounidenses en canales de televisión no católicos, durante la retransmisión de series o los deportes. La iniciativa se extiende ahora a otros países.

-¿Qué es Catholicscomehome.org (en español, Catolicosregresen.org)?

-Es un apostolado en el que creamos anuncios de televisión, cuñas radiofónicas y páginas web que invitan a la gente a volver a la Iglesia católica, a convertirse al catolicismo o a profundizar en su fe.
Pero también trabajamos con otras iniciativas como Virtuemedia.org, donde los anuncios están destinados a que las chicas embarazadas no aborten o ayudar a quienes ya lo hayan hecho; para educar en los valores pro vida. Más recientemente, hemos empezado con Encouragepriest.org (“Anime a los sacerdotes”), la tercera parte de Catholics, donde rezamos por ellos, ofreciendo ramilletes espirituales. Además, los animamos enviándoles tarjetas de felicitación. Están lidiando una gran batalla espiritual.
 

-¿Qué resultados han obtenido?

-¡Ha sido milagroso! Pensábamos que harían algún bien, pero el Espíritu Santo ha ido más allá. En Estados Unidos más de 20 millones de personas han visto nuestros anuncios, en canales­ no católicos, durante las series, los deportes, las noticias. En las quince diócesis donde se han emitido, más de 200.000 personas han vuelto a la Iglesia o se han convertido y el crecimiento en la asistencia a misa ha sido de un 11 por ciento.

Los anuncios los hacemos en inglés, español y polaco, con subtítulos para sordos. Durante las Navidades, los anuncios en polaco que emitimos en Chicago fueron retransmitidos vía satélite a Polonia, donde otros 10 millones de personas también los vieron. En Corpus Christi, Texas, y alrededores, emitimos el anuncio en español y el resultado fue un aumento del 17,7 por ciento de personas que regresaron a la Iglesia en esa región.

-Siendo la televisión un soporte publicitario muy caro, ¿cómo se financian?

-¡A través de la oración!… Dios provee. Todos estos anuncios son posibles gracias a la donación de miles de personas que dan 10 o 20 dólares; aunque de vez en cuando, hay quien aporta grandes donativos. Luego Dios lo multiplica.
 

-¿Cuál ha sido el testimonio de conversión que más le ha impresionado?

-Una de las historias más apasionantes es la de Adrian, un ateo de Colorado que dio con nuestra página web y vio el anuncio Epic, que muestra la historia, la belleza, la espiritualidad y los logros de la fe católica. Se dijo: “Esto tiene sentido para mí”. Se informó más a fondo sobre el anuncio, sobre nosotros y sobre el catolicismo. Un año después, Adrian, su mujer y sus hijos han sido bautizados en Pascua.
-Viendo la eficacia de este apostolado, ¿tienen nuevos proyectos?

-Estamos trabajando en dos nuevos anuncios. Uno se llama A casa, en el que se refleja cómo la Iglesia y la familia católica son nuestro hogar. El segundo es un anuncio de dibujos animados –parecidos a los de Pixar– en el que mostraremos a una familia volviendo de un partido de fútbol el domingo mientras observan a otras familias que se dirigen a misa. También mejoraremos el sitio web en español.
 

-¿Han pensando en exportar este mensaje a otros países?

-Iremos a donde seamos bienvenidos. Hemos aprendido que el Espíritu Santo siempre tiene razón. Muy pronto rodaremos anuncios en portugués para Brasil.

En España, un apostolado así no vendría nada mal…

¡Desde luego! El anuncio del Evangelio es universal. La triste realidad es que la mayoría de la gente se ha olvidado de que Dios nos ama y de que podemos ser felices si lo seguimos. Como católicos, estamos llamados a amar al prójimo y ayudarlo a que alcance el cielo. Nos distraen las tentaciones del mundo, el lujo, el glamour, y nos desviamos del camino. Sin embargo, cuando ponemos nuestra mirada en Jesús y en los sacramentos –la confesión para reconciliarnos y la Eucaristía para alimentarnos–, podemos reencontrarlo.
 

-¿Qué opina de la secularización de España, país de tradición católica?

-Vivo en Atlanta, Georgia, donde hay muchos protestantes (bautistas, presbiterianos, metodistas, etc.). Cuando uno de ellos se convierte al catolicisimo, generalmente su fe es muy fuerte. Pero cuando uno crece en un lugar que ha sido tradicionalmente católico, tiende a ver la religión como algo establecido y baja la guardia. Necesitamos reflexionar sobre el gran regalo que significa nuestra fe y sobre la bendición que es haber nacido católicos. 

Un particular “sueño americano”

Tom Peterson vivía cómodamente de su profesión. Después de terminar la carrera de Márketing y un MBA, “trabajaba en publicidad, con el objetivo de ganar dinero y éxito”. Pero a este norteamericano de Arizona, casado y con tres hijas, se le ocurrió asistir a un retiro espiritual en 1997 y, en ese momento, “delante de la Eucaristía, Dios cambió mi vida”, confiesa.
 

Entonces –“aprovechando los talentos que Dios me dio”– inició el proyecto de Catholicscomehome.org. Así, y a pesar de tenerlo todo y de vivir el llamado “sueño americano”, ahora se dedica a tiempo completo al apostolado y afirma con una gran sonrisa que “¡nunca antes había sido tan feliz!”.

Publicado en www.revistamision.com

Anuncios