Constantemente encuentro a personas que no han rezado nunca el Rosario, yo mismo no lo había hecho nunca hasta hace muy pocos años, hasta ese feliz día en que lo descubrí y os puedo asegurar que fue una de las razones más fuertes para que volviera a la Iglesia.

Nunca había dejado del todo de ser cristiano católico pero tibio,  relativizaba todo, me acomodaba a estar con un pie en cada orilla. Un día de estos que estás navegando sin rumbo por internet caí en una página que explicaba las promesas de la Virgen a todos aquellos que recen el Rosario, me dije a mí mismo  ¿qué puedes perder?, ¿media hora?, y me propuse voluntaristamente rezarlo una vez, a ver que pasaba, aunque sin mucha fe en el resultado. Esto de rezar avemarías en “rilera” no puede dar mucho de sí pensaba, pero aún así lo hice. Y me pude dar cuenta enseguida que la oración del Rosario tiene algo especial, notaba casi físicamente las gracias que conlleva esta práctica.

A partir de ese día me he convertido en un entusiasta del Rosario y se lo recomiendo a todo el mundo, aunque mucha gente me mira con cara rara. Personalemente creo que la oración del Rosario es una de las puertas más importantes para recuperar la religiosidad y un camino seguro hacia la salvación, aunque creas que lo rezas mal, el Rosario siempre te deja algo bueno.

Como fruto natural de todo esto que pienso decidí crear una guía básica muy detallada, sin dar nada por sabido, de como se ha de rezar el Rosario, para personas que a lo mejor no saben ni siquiera el Avemaría de memoria. Todo muy simple, explicado paso a paso enfocado para todo tipo de gente desde niños a mayores.

Hoy es el cumpleaños de la Virgen María, y me parece que es un buen día para brindaros a todos aquellos que lo deseéis estas pequeñas y humildes instrucciones. Las ilustraciones las he dibujado yo y el contenido está casi todo sacado de la página del Vaticano, por lo que lo podéis reproducir tantas veces como queráis, no tiene derechos de autor.

También quiero que sirva de homenaje a mi abuelo Lino, un gran devoto del Rosario durante toda su vida, os cuento la curiosidad de que mi abuelo estando ya muy malo, unos meses antes de morir le pidió a la Virgen que le dejara ver por última vez la procesión que en honor a Ella se celebra en Socuéllamos, como patrona del pueblo bajo la advocación de Virgen de Loreto, y le pedía morir el día de la Virgen del Rosario sin “dar guerra” a sus familiares… (esto lo escucharon varios testigos) y efectivamente así ocurrió, se mejoró tanto el día de la procesión que pudo verla y al fin acabó muriendo casi de repente el día de la Virgen del Rosario. Desde aquí le mando un beso a mi abuelo allá donde esté y a vosotros os encomiendo encarecidamente que recéis el Rosario tanto como podáis como medio para enderezar las vidas y encaminarlas hacia Dios.

Recibid un afectuoso saludo de vuestro amigo Juanjo.

ASI SE REZA EL ROSARIO A5

ASI SE REZA EL ROSARIO A3

Anuncios