Cada día se hace más evidente que esta sociedad ha perdido las referencias, es decir, ha perdido la brújula que le guiaba, como decimos coloquialmente “hemos perdido el norte”. También cada día más me encuentro con gente perdida necesitada de recuperar estas referencias para poder recuperar el buen camino y el control de sus vidas. Sabéis que de vez en cuando hago referencia a las apariciones de la Virgen María que están ocurriendo en un pueblecito de Bosnia: Medjugorje. Yo creo en la veracidad de este fenómeno. Pues bien, yo leí en uno de los innumerables mensajes de la Virgen que para reformar nuestras vidas debíamos hacer cosas CONCRETAS. Y además nos indica claramente 5 prácticas cuya realización nos llevará sin duda por el buen camino… os cuento:

“Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.”

Aquí vemos un trozo del pasaje de la Biblia en el que se cuenta como David venció a Goliat, así nos propone la Virgen desde Medjugorje que podemos vencer a Satanás, con cinco piedras, todo un programa de vida muy sencillo. Estas cinco piedras son las siguientes:

–         ORACIÓN: La Virgen nos pide el rezo diario del Rosario con el corazón.

–         EUCARISTÍA: La Virgen nos invita a que asistamos todas las veces posibles a la Misa durante la semana en la medida de nuestras posibilidades.

–         LA BIBLIA: La lectura diaria de la Biblia, debemos además colocar la Biblia en el lugar más importante de la casa, no en la estantería sino abierta y con una imagen de un crucificado y la Virgen.

–         AYUNO: La Virgen nos propone que ayunemos tomando solo pan y agua los miércoles y los viernes, este ayuno no sólo debe ser de alimentos sino también de miradas, palabras, con el prójimo… etc.

–         CONFESIÓN: La Virgen nos ha dicho que la confesión será el remedio de la Iglesia de Occidente, nos propone que nos confesemos bien (sin rutina) al menos una vez al mes. Nos dice que no hay nadie en el mundo tan bueno que no necesite confesar por lo menos una vez al mes.

He aquí un programa de vida sencillo y CONCRETO que nos llevará como por un atajo hacia DIOS. Ya no podréis decir que no conocéis la solución a vuestros problemas, os acabáis de enterar de cómo se reconduce una vida. Os hago una proposición (decente), ¿por qué no lo intentamos?…

Recibid un afectuoso saludo.

Anuncios