Los judios sabían que se acercaba el Mesías, el líder que les liberaría
de todas las opresiones… Cada grupo lo esperaba de una manera distinta,
aunque en general se imaginaban que iba a ser un rey, con poder político,
militar además de religioso. Y Dios fue fiel a su palabra,
Dios cumple siempre sus promesas, pero siempre de manera sorprendente…
Y la buena noticia se cumplió, nadie quiso
acoger a la jovencita a punto de parir en su casa y el Mesías acabó
naciendo en una caverna utilizada como establo, los primeros testigos
del acontecimiento fueron unos pobres pastores que velaban cuidando sus
ovejas… así se produjo LA NOTICIA MÁS HERMOSA DE TODA LA HISTORIA HUMANA.
Así fue la irrupción en nuestra historia de Dios hecho carne. Lo demás
ya lo conocemos.
¡ Qué lástima que todavía haya gente que hace como que no se ha enterado !

BENDITO SEA DIOS, Y AFORTUNADA LA HUMANIDAD.

Anuncios