Enhorabuena para el embrión que ha nacido, esa es la cara de la noticia, la cruz son los otros 11 que se han quedado por el camino, de los cuales no se sabe su destino: seguir congelados indefinidamente hasta ver que hacen con ellos sus padres, utilizarlos para experimentar o simplemente deshacerse de ellos.

Anuncios