Cada vez es más difícil encontrar héroes auténticos. Cuando los medios de comunicación canonizan laicamente a una persona tardamos muy poco en descubrir la falacia que hay detrás.  Personas que acaban reducidas a en un eslogan visual y que a poco que rasques cae la máscara y aparecen los intereses ocultos que la sostienen. Mentiras disfrazadas de verdades que caducan cada vez con más velocidad…

Pero fíjate por donde, aún quedan héroes reales de los de carne y hueso, personas que te devuelven la confianza en la humanidad y en los grandes valores. Para mí es un ejemplo de lo que os hablo el Dr. Poveda.

Es el del centro, este hombre se está dedicando en cuerpo y alma a salvar vidas. Acampa con sus seguidores en las puertas de los centros que practican abortos e intenta a convencer a las pobrecicas que no ven otra salida que quitarse el “muerto de encima”, algunas veces, muchas, consigue convencer a estas mujeres que no hay cosa peor que corregir un error con otro mayor. Por eso alguna vez lo han detenido con una inusitada violencia. Al ver su apasionamiento mi conciencia se remueve y me decido a poner un granito de arena en el platillo del bien de la balanza publicando en este blog un eco del grito de estos activistas.

Os adjunto un artículo en el que podréis saber más de este grupo de gente liderado por el Doctor Poveda.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=20771

También os voy a adjuntar un programa de ayuda a mujeres que están en riesgo de abortar o han abortado y se quieren reconciliar con Dios y consigo mismas. El Proyecto Raquel, que conozco gracias a la información de Ana Fernández.

http://www.youtube.com/watch?v=keS05qY9Un0

Anuncios