CARTA DEL PAPA FRANCISCO.

El papa Francisco en una misiva enviada a los obispos que participan de la 105 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina, les pidió que toda la pastoral sea “en clave misionera”.

VIÑETA BARCA DE PEDRO

 


Texto de la carta

Queridos Hermanos: Van estas líneas de saludo y también para excusarme por no poder asistir debido a “compromisos asumidos hace poco” (¿Suena bien?) Estoy espiritualmente junto a ustedes y pido al Señor que los acompañe mucho en estos días.

Les expreso un deseo: Me gustaría que los trabajos de la Asamblea tengan como marco referencial al Documento de Aparecida y “Navega mar adentro”. Allí están las orientaciones que necesitamos para este momento de la historia. Sobre todo les pido que tengan una especial preocupación por crecer en la misión continental en sus dos aspectos: misión programática y misión paradigmática. Que toda la pastoral sea en clave misionera.

Una Iglesia que no sale, a la corta o a la larga, se enferma en la atmósfera viciada de su encierro.

Es verdad también que a una Iglesia que sale le puede pasar lo que a cualquier persona que sale a la calle: tener un accidente. Ante esta alternativa, les quiero decir francamente que prefiero mil veces una Iglesia accidentada que una Iglesia enferma.
La enfermedad típica de la Iglesia encerrada es la autorreferencial; mirarse a sí misma, estar encorvada sobre sí misma como aquella mujer del Evangelio. Es una especie de narcisismo que nos conduce a la mundanidad espiritual y al clericalismo sofisticado, y luego nos impide experimentar “la dulce y confortadora alegría de evangelizar”.
Les deseo a todos ustedes esta alegría, que tantas veces va unida a la Cruz, pero que nos salva del resentimiento, de la tristeza y de la soltería clerical.

Esta alegría nos ayuda a ser cada día más fecundos, gastándonos y deshilachándonos en el servicio al santo pueblo fiel de Dios; esta alegría crecerá más y más en la medida en que tomemos en serio la conversión pastoral que nos pide la Iglesia.

Gracias por todo lo que hacen y por todo lo que van a hacer. Que el Señor nos libre de maquillar nuestro episcopado con los oropeles de la mundanidad, del dinero y del “clericalismo de mercado”. La Virgen nos enseñará el camino de la humildad y ese trabajo silencioso y valiente que lleva adelante el celo apostólico.

Les pido, por favor, que recen por mí, para que no me la crea y sepa escuchar lo que Dios quiere y no lo que yo quiero. Rezo por ustedes.

Un abrazo de hermano y un especial saludo al pueblo fiel de Dios que tienen a su cuidado. Les deseo un santo y feliz tiempo pascual.

Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide.

Anuncio publicitario

¿PARA QUÉ EXISTE LA IGLESIA?

Comparto con vosotros esta entrada que me ha hecho llegar Don Damián…

IGLESIA CATOLICA

 

Al preparar la homilía del día del Buen Pastor y de la Jornada Mundial de oración por las vocaciones se me ocurrió pensar “¿cómo voy a pedir que salgan vocaciones de mis parroquias si no hay cristianos?”. Es como pedirle a Dios que me toque la lotería sin tener boleto. Es un poco duro decir que no hay cristianos, claro que los hay, pero casi ninguno en “edad de merecer”. Por eso decidí cambiar la perspectiva de lo homilía. Fue más o menos así y perdón por autocitarme.

“Quiero lanzar hoy una pregunta importante. No espero que me contestéis, así que no os preocupéis y no levantéis la mano para contestar. Es una pregunta que os hago a vosotros y que me hago a mí mismo. Es una pregunta que me parece de suma importancia. Quiero que todos pensemos un momento en la respuesta que daríamos. La pregunta es la siguiente:

¿PARA QUE EXISTE LA IGLESIA ?

(…)

Se nos pueden ocurrir muchas respuestas: La Iglesia existe para que podamos oir misa, para ayudar a los pobres, para educar, para enseñar una moral, para saber quién es Dios y poder relacionarnos con Él, para disgustar a algún que otro político….

Ninguna de esas respuestas es la que la Iglesia misma nos da. ¿Sabéis qué es lo que la Iglesia ha dicho acerca de su propia existencia?

En 1975 el papa Pablo VI (han pasado ya varios papas, pero seguro que casi todos le recordáis). Pablo VI en un documento muy importante escribió.

LA IGLESIA EXISTE PARA EVANGELIZAR (cfr. Evangelii Nuntiandi, 14)

PABLO VI

La Iglesia existe para llevar el Evangelio a todo el mundo, para hacer cristianos, para que todos los hombres puedan encontrase con Jesús y creer en Él. La Iglesia está en el mundo para hacer presente a Jesucristo.

Ahora quiero que penséis en la palabra IGLESIA. Normalmente cuando oímos hablar de “ la Iglesia ” pensamos en los curas. “ La Iglesia ha dicho”… quiere decir “El Papa ha dicho” o “ la Conferencia episcopal ha dicho”. “ La Iglesia enseña…”, quiere decir “los curas enseñan…”. Cuando se dice que hay que reformar la Iglesia pensamos que lo que hay que reformar es la Curia Vaticana. Pero todo eso sólo es una parte muy pequeñita de la Iglesia. La Iglesia sois todos vosotros. Eres tú. Porque la Iglesia es la Comunión de los creyentes en Cristo. Nosotros somos la Iglesia.  Cuando se dice “ La Iglesia existe para evangelizar” es lo mismo que decir “tú existes para evangelizar”. Esta parroquia, y el párroco y los sacerdotes somos minoría absoluta, existe para evangelizar.

Desde Príncipe Pio hasta el Puente de los Franceses vive un montón de gente que no conoce a Cristo. Hay un montón de jóvenes que podrían tener vocación… si tuvieran fe.

Esta parroquia está aquí para evangelizar. ¿Lo hacemos?… creo que no.

Estamos manteniéndonos. Estamos estancados. No crecemos Me vais a perdonar pero los que estamos aquí, la mayoría dentro de 30, 40, 50 años ya no vamos a estar. Si no evangelizamos ahora, esta parroquia se convertirá en una Biblioteca, un centro cultural o una pizzería.

¿Tú has evangelizado alguna vez?… pero si existes para eso. ¿Qué pasa? Esta parroquia ¿puede evangelizar?, ¿puede crecer?, ¿puede rejuvenecerse?

Vamos a pensar. Si alguien de la calle se asomase ahora mismo a esta misa qué creés que pensaría, de verdad.

  • aquí hay un montón de gente con cara de aburridos escuchando una conferencia sobre Dios o algo así
  • le deben tener miedo al tipo del micrófono porque se sientan lejos de él
  • son todos muy mayores, (incluido el tipo del micrófono)

ABURRIDA EN MISA copia

Si esa persona, por lo que fuese, decidiese entrar a quedarse un ratito… qué pensaría…

  • todo el mundo se vuelve y me mira… qué corte!
  • aquí la gente no se conoce de nada…
  • nadie me dice nada, nadie da los buenos días y eso que es la primera vez que vengo
  • qué canciones más raras

¿Nuestra parroquia es un lugar atractivo?, ¿nuestra propuesta es atractiva?, ¿tenemos alguna propuesta que hacer?

Los primeros cristianos cuya vida estamos viendo ahora en Pascua en las lecturas de los hechos de los Apóstoles debían tener un atractivo muy poderoso porque decía la gente “¡mirad cómo se aman!”.

En una comunidad viva se hace presente el Señor de una manera muy poderosa. El Señor está en el Cielo, y en la Eucaristía , en los sacramentos, en la Palabra , pero de un modo poderoso y fascinante está presente en la Iglesia. La gente puede encontrar a Cristo cuando encuentra una comunidad viva que es atractiva.

MONJAS ALEGRES

Creo que hoy hemos de pedir al Señor que nuestro primer paso para la nueva Evangelización sea convertirnos como parroquia. Que pasemos de ser un montón de gente que coincide todos los domingos para “oir misa” a ser una comunidad cristiana que hace visible a Cristo con su vida.  Para esto necesitamos una conversión personal cada uno. Nos tenemos que creer que somos “santos”, no porque seamos perfectos, sino porque somos “santificados” por Dios cuando vivimos la vida cristiana no como “usuarios de servicios religiosos” o “cumplidores a regañadientes de mandamientos y leyes”, sino cuando vivimos la fe de verdad en una comunidad cristiana que me lleva a Dios, y me hace crecer.  Pedid al Señor que esta parroquia sea capaz de esto. Y por vuestra parte os pido de todo corazón que estéis atentos a lo que el Señor os vaya insinuando a cada uno. Que os sintáis interpelados personalmente. Ya hay un grupito muy pequeño de personas que están en esta visión y creo que están creciendo, se están convirtiendo en verdaderos hermanos que se quieren y se necesitan para vivir su fe y para crecer y se están convirtiendo en evangelizadores. Ójala que os vayáis incorporando muchos de vosotros…no os podéis ni imaginar cómo va a cambiar esta parroquia

 

Algunos dicen que se aburren, que no saben qué hacer para divertirse en sus horas de ocio, y no han comprendido que, entre trabajo y trabajo, hay que hacer la labor de Dios, ayudar con las obras de misericordia a tus semejantes. El que se aburre, es que no ama.

EL HUMOR PUEDE NO TENER GRACIA.

Modern family

He visto varios capítulos de la serie “Modern Family”, tiene unos guionistas bastante ocurrentes, es innovadora, fresca y graciosa. En definitiva es un producto televisivo de calidad hecho con profesionalidad. Actores, decorados, montaje, etc…

Reconozco que me he reído con algunos sketchs. Algunas situaciones son francamente divertidas y originales. El problema viene cuando analizamos la estructura moral que sustenta la trama, nos daremos cuenta de que en el mensaje o moraleja de la historia subyace una ideología que, edulcorada con el humor, nos va sumiendo en un ambiente donde se dan por válidas muchas realidades que no son de recibo para un católico (que quiera serlo seriamente). Me explico, dicho de una manera un poco burra, este tipo de series y películas serían un “veneno” moral con aspecto y sabor de caramelo.

Reflexionando sobre todo esto, recordé un libro que leí hace muchos años y que me impresionó mucho. Este libro contaba la historia de Treblinka, un campo de exterminio nazi, y cómo era su día a día. Aparte del terror de las torturas, los asesinatos y la sordidez de todo aquello, recuerdo con especial estupor cómo los nazis, con una gran maestría en la maldad, fueron consiguiendo que los propios judíos del campo, los que estaban asignados a cumplir la tarea de ayudar a eliminar a sus hermanos, tuvieran una cotidianidad, una normalidad en aquel submundo, con sus propios códigos, normas, etc, Como colofón recuerdo que llegaron a crear una banda de música que actuaba en alegres vodeviles y espectáculos de variedades a los que asistían los oficiales de las SS y los judíos. En estas francachelas los propios internos del campo creaban e interpretaban scketchs en los que ironizaban y caricaturizaban escenas y situaciones del día a día del campo que lograban arrancar las risas de víctimas y verdugos. Algunos testigos presenciales afirmaban que cuando se quedaban solos pensando en lo que estaban viviendo se daban cuenta de que esta degradación era mucho peor que las torturas convencionales ya que les había hecho perder profundamente su dignidad.

Yo me dedico a dibujar viñetas de humor como aficionado y me doy cuenta de que la risa no puede estar por encima de todo, la mejor manera y más efectiva de degradar a alguien es revestir la crítica de chiste, si es gracioso todo se justificará por esa risa. Es una tentación en la que es fácil caer y siempre está ahí a poco que te descuides. La ironía convertida en sarcasmo corroe y disuelve. Nos hace olvidar la verdad y nos lleva al relativismo. Me viene a la memoria un grupo de humoristas míticos, los Monty Phyton, y su película más famosa: La vida de Brian. Se burlaban de todo y de todos, reconozco que me reí con algunos chistes, la secuencia final de los crucificados no me la tragaré nunca, hay cosas con las que no se puede, ni se debe bromear.

Muestra también de esta deriva por provocar la carcajada cueste lo que cueste son algunas series de animación para adultos, que han traspasado todas los límites, véase South Park, Padre de familia, o American Dad, que han llevado hasta sus últimas consecuencias la ironía de unos Simpsons cada vez más ácidos. Por no hablar de series de situación españolas en las que el mal gusto es su principal ingrediente. Para tapar la falta de ingenio echan mano de la palabra gruesa y soez, vociferante, de la falta de respeto y de situaciones picantes subidas de tono.

Es parecido a esa frase tan repetida con la que muchos nos justificamos de la diferencia entre “reírse de” y “reírse con”. Yo he visto muchas veces cómo un político responde a una pregunta seria con una salida chistosa que si es afortunada nos hace olvidar la respuesta seria y razonada, quizá más aburrida, que debería haber dado desde la responsabilidad de su cargo.

Como conclusión propongo principalmente dos ideas: que un chiste graciosísimo puede tapar un trasfondo repugnante y que el camino de la risa por la risa puede conducir a la degradación. Que no nos sirva el humor como manta que todo lo tapa, sino que nos invite a la alegría, a reírnos de nosotros mismos de una manera sana. Que sea un humor crítico pero no cruel, que no perdamos de vista la humanidad.

Perdonad si os he cansado, saludos afectuosos a todos.

Que Dios os bendiga.