Caamaño masón

Cuando nombraron ministro de justicia al Sr. Caamaño algunos medios señalaron su condición de masón. En un principio nada de especial debería tener la vida privada de cualquier español que llega a un cargo de responsabilidad en la administración. Debería dar lo mismo que perteneciera a los Boys Scouts, la Asociación de Amigos del Burro o a la Cofradía de la Virgen del Amor Hermoso… el problema viene cuando constatamos que todas y cada una de las medidas que va proponiendo y adoptando se adhieren totalmente al corpus programático de la masonería. Así, en un ministerio con unos problemas tan acuciantes como  la absoluta sobrecarga de trabajo en los juzgados, el Sr. Caamaño se dedica a temas como abrogar a favor del aborto (ninguneando el derecho a la objeción de conciencia de los médicos) y la retirada de los símbolos religiosos de la escuela pública.

La realidad da cada vez más la razón a los denominados “conspiranoicos” va a resultar que no son tan paranoicos como creíamos.

Si quieres leer algo sobre la masonería, en este blog publiqué una entrevista a un ex masón la mar de interesante.

Anuncios